Ruta Definitiva por México: El Arte del Tequila y la Música Bajo el Sol Mexicano

Ruta Definitiva por México: El Arte del Tequila y la Música Bajo el Sol Mexicano

México es un país de contrastes. Sus casi dos millones de kilómetros cuadrados tienen espacio para todo tipo de paisajes: de los imponentes rascacielos de una ciudad como México DF a la espectacularidad de la naturaleza en los cenotes de Yucatán. Con sus 68 idiomas nativos, la mezcla de culturas en el país norteamericano es solo uno de sus atractivos.

No es de extrañar que decenas de millones de turistas visiten cada año el país de Frida Kahlo, los mariachis y las fajitas. Pero si a ti lo que más te atrae de México es una de sus bebidas nacionales, el tequila, hoy te presentamos la guía definitiva para aprender sobre su historia y, a su vez, descubrir algunos de los parajes más maravillosos de América Latina.

  1. De Ciudad de México al Bajío

 La forma más fácil de entrar a México desde cualquier parte del mundo es en avión y aterrizando en la capital. De Ciudad de México, recomendamos desplazarse hasta el Bajío. Esta céntrica región tiene un interés tanto histórico como cultural, aunque en los últimos años ha destacado por un crecimiento económico que ha atraído tanto a poderosas multinacionales como a corporaciones a nivel nacional.

  1. Querétaro: tierra de agaves

 El primer paso para entender cómo se fabrica el auténtico tequila mexicano es visitar uno de los territorios donde crecen más agaves, cuya materia prima sirve para elaborar dicho aguardiente. Se trata del estado de Querétaro, donde importantes tequileras tienen sus plantaciones. Pasea por ellas, pregunta a sus trabajadores y déjate empapar por el interesante proceso de producción.

  1. Bailando con mariachis en Guanajuato

 Ahora es momento de empezar a disfrutar de esta bebida. Para ello puedes viajar hasta el estado vecino de Guanajuato. No te costará dejarte maravillar por tres de los sitios declarados Patrimonio de la Humanidad del país. Piérdete por las calles de San Miguel de Allende. Visita el Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco. Y no olvides descubrir los rincones de la capital acompañado de mariachis.

  1. Jalisco, capital Guadalajara

 Ha llegado la hora de ir, por fin, a Tequila, ciudad donde se originó la famosa bebida. Encontrarás agaves azules por doquier. Visítalos, huélelos y enamórate de la perfección de sus hojas afiladas. Aprovecha tu paso por Jalisco para acercarte a Guadalajara, la capital del estado, donde podrás empaparte de cultura. Y, por qué no, también pasar un poco de miedo en el Museo de Cera.

  1. Destino final: Puerto Vallarta

 Por último, toca descansar en una de las playas más conocidas de México. Situada en la Bahía de Banderas, la ciudad costera de Puerto Vallarta ofrece una de las puestas de sol más impresionantes del mundo. Podrás gozarla en el muelle o desde el balcón de tu habitación de hotel mientras disfrutas de una cena romántica. Sin duda el destino ideal para poner punto y final a tu aventura mexicana.

Diciéndolo llanamente, viajar a México para descubrir ciudades de película en primera persona. El cine puede transportarte mentalmente a otro lugar, y también provocarte una envidia brutal hacia los personajes que solo puede remediarse visitando los mismos sitios que ellos. Y quién no ha soñado estar entre el público de los espectáculos que muestra el documental Hecho en México. O recorriendo el país en coche con Diego Luna y Gael García Bernal en Y tu Mamá También.

Decidas visitar lo que decidas visitar, este país te dejará impresionado. En México, el cielo es más azul; el mar, más cristalino; la comida, más sabrosa; la música, más emocionante. No te pierdas un punto del planeta que ya de por sí debería ser considerado una maravilla más del mundo.

Etiquetas:,

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *