Mamá y Bebé

¿Cómo Alimentar a Los Bebés de Manera Adecuada? Consejos Útiles Para Las Madres

¿Cómo Alimentar a Los Bebés de Manera Adecuada? Consejos Útiles Para Las Madres

Consejos para alimentar a los bebés de manera adecuada.

Una alimentación equilibrada y adecuada es un factor muy importante para el crecimiento del bebé. Las recomendaciones realizadas por los expertos son fundamentales para procurar que el niño desarrolle hábitos alimenticios sanos, que consuma alimentos que le permitan nutrirse correctamente y le aporten las vitaminas y minerales que necesita.

Ser padres es una de las experiencias más hermosas que se pueden tener en la vida. Criar a un bebé y poco a poco ver cómo va creciendo es un motivo de gran orgullo para aquellos hombres o mujeres que decidan emprender esta travesía, que dura para toda la vida.

Sin embargo, también es una gran responsabilidad, no sólo se debe ofrecer cariño y amor, sino que hay que funcionar como un soporte para los pequeños mientras aprenden a valerse por su propia cuenta. Es preciso darles una buena educación, cuidarlos mientras no se puedan defender y darles una buena alimentación.

La dieta de un bebé puede variar mucho dependiendo de su edad y de su tamaño. Es importante observar con atención su desarrollo y crecimiento, para así ir adecuando su alimentación de una manera progresiva y correcta. Después de todo, los hábitos alimenticios desarrollados en la infancia serán determinantes sobre los que la persona tendrá en el futuro. Por esto es muy importante alimentar al bebé correctamente, procurando dar comidas de calidad que aporten los nutrientes necesarios.

Además, es importante también trabajar en todo lo que rodea a la alimentación del bebé, esto se refiere a prohibiciones de alimentos o hábitos a la hora de comer, entre muchos otros comportamientos que pueden influir de manera positiva o negativa en el pequeño.

Leche materna hasta que cumpla un año

Los bebés entre 1 y 3 años están en un proceso de absorción, en el que captan todo lo que está a su alrededor, esto incluye los hábitos alimenticios que inculcan sus padres. Todo el conocimiento que aprenden durante esta etapa lo retienen durante el resto de su vida, razón por la que resulta de suma importancia proporcionarles una buena alimentación.

Durante los primeros meses, lo ideal es alimentar al bebé solamente con leche materna, pues contiene todos los nutrientes necesarios para su crecimiento completo. A partir de los 6 meses es conveniente ir agregando otros alimentos de manera progresiva, según indique el pediatra.

Una vez cumpla los 12 meses, se le puede dar leche para bebes de 1 año, la cual funciona como complemento ideal para su nueva dieta. Son leches diferentes a las de vaca, que están fortalecidas con vitaminas, minerales y proteínas, y que asegurarán un crecimiento óptimo. Vale la pena mencionar que se debe dar de forma combinada con la leche materna.

Las leches de crecimiento deben acompañarse de una dieta equilibrada, de manera que deben limitarse los dulces y las comidas rápidas para esa edad, pero no prohibirse, porque de esta manera ellos atraerán más atención por esos alimentos. Darles un capricho de vez en cuando no es malo.

Sin embargo, no hay que sobrepasarse. Las grasas, los azúcares y la sal, pueden ser muy dañinas en exceso, por lo que se deben dar de forma racionada. Algo ideal sería buscar alternativas más saludables, siempre que sean del agrado del niño. Nunca se les debe forzar a comer un alimento que ellos rechacen.

Se les deben dar desayunos completos y nunca saltarlos, pues son comidas de gran importancia para su desarrollo. Se debe evitar darles frutos secos en cualquier plato, pues puede provocarles atragantamiento.

Los niños tienen la necesidad de tocar la comida y ensuciarse, pues después de todo, es un proceso de práctica y aprendizaje que ellos realizan. Es importante guiarlos, pero deben ser libres y aprender poco a poco por ellos mismos.

Además, en esta época de su crecimiento, se les puede empezar a involucrar en la mesa para comer, pero siempre con precaución. Es importante que el ambiente sea agradable, pues como ellos imitan los comportamientos, los padres deben medirse y no dar malos ejemplos.

Leave a Reply