Diseño Web

Cómo Crear Una Gran Introducción Para Tu Web

Cómo crear una gran introducción para tu web

Hoy en día, incluso las mejores fotos y gifs están siendo superados por el video. De hecho, en promedio, la gente se queda 2 minutos más en las webs con videos que en las webs sin ellos. Cualquier cosa puede pasar en dos minutos online, ¿así que por qué no aprovecharlo?

Uno de los mejores videos con los que comenzar es una intro para YouTube o una introducción para una web. Un video de introducción es exactamente lo que parece, un video corto, directo e introductorio que le dice al espectador todo lo que necesita saber sobre tu producto y negocio, estableciendo el tono para tu marca y el resto de tu contenido.

Incorporar una introducción en video a tu web puede ser una forma efectiva de captar la atención de tus visitantes. En última instancia, esto te permite contar una historia, dar vida a tu empresa y aumentar las conversiones.

Con eso en mente, vamos a darte seis consejos para crear un intros para videos que generen clientes y establezcan una conexión con tu audiencia.

1. Asegúrate de que tienes una meta

No crees intros para videos solo por hacerlas. Si tu intro para YouTube es aburrida y no ofrece un valor a quienes lo ven, ¿cuál es su propósito? Tu video tiene que tener una meta. ¿Qué quieres que haga? ¿Qué tratas de comunicar? El propósito de tu video puede incluir:

– Mostrar el talento de tu equipo.

– Introducir tu empresa a tu audiencia y explicar lo que haces.

– Resaltar tu producto y mostrar cómo funciona.

– Identificar cómo se crea tu producto.

2.  Mantenlo breve

Según TheNextWeb, tu público determinará si verá o no tu video en función de dos cosas: su número de likes y su longitud. Para maximizar el impacto de tu video de introducción, asegúrate de mantenerlo breve. Para capturar y mantener su atención, debería ser de entre dos a tres minutos. Si es mayor de tres minutos, asegúrate de cargarlo al comienzo con la información más importante.

3.  Humaniza tu marca

Las personas quieren trabajar con otras personas, pero en el mundo digital puede ser difícil encontrar esta conexión humana. Por suerte, un gran video de introducción puede hacer esto mucho más fácil.

Las intros para videos son una gran forma de humanizar tu marca, mostrar personalidad y compartir cómo es realmente trabajar con tu empresa. Algunas formas sencillas de resaltar tu personalidad incluyen:

– Mostrar clips de tu equipo trabajando.

– Usar clips personales de tu oficina (mostrar tu espacio o tu mascota).

– Incluir entrevistas cara a cara.

– Ser tú mismo. Esto hace que a tu público le resulte más sencillo identificarse con tu proyecto y conectar con tu empresa.

4. Finaliza tu vídeo con una llamada a la acción

Podrías tener la mejor intro para YouTube jamás creada, pero esto no importaría si no estás diciéndoles a tus visitantes qué hacer después. No les dejes esperando. Antes hemos hablado sobre cómo un video tiene que tener un propósito. ¿Quieres que donen, se suscriban a tu blog, soliciten un presupuesto? No importa qué tipo de acción quieras que hagan, asegúrate de que se muestra claramente al final del video. También puedes considerar incluir un botón o un formulario.

5. Desactiva el autoplay

¿Recuerdas cuando eras niño que tus padres te hacían hacer cosas que no querías hacer? ¿No te hacía querer hacer lo opuesto? Lo mismo sirve con el autoplay de las intros para videos. No fuerces a tu audiencia a ver tu video, haz que quieran verlo. La gente actualmente siempre está haciendo muchas tareas, y no hay nada más molesto que tener varias pestañas abiertas y escuchar un video sonando sin saber de dónde proviene. Dales a tus visitantes la oportunidad de mirar el contenido de la página. Si les interesa lo que tienes que ofrecer, es más probable que se queden y le den a play.

6. No ahorres en calidad

No estás publicando un video en tu cuenta personal de tus redes sociales, sino que estás presentando tu marca con una intro para YouTube en una web profesional. Piénsalo dos veces antes de usar una cámara vieja. Según Brightcove, el 62% de los consumidores tienden a tener una percepción negativa de una marca que publica videos de poca calidad. Para asegurar que produces videos de alta calidad, tendrás que:

– Evitar cualquier ruido o sobreexposición al filmar.

– Prestar atención a la iluminación.

– Si estás resaltando a tu personal, asegúrate de que todo el mundo se ve bien y de que la oficina está limpia.

– Estabiliza la cámara con un trípode.

– Si no tienes el equipo listo, trabaja con alguien que tenga experiencia y un equipo adecuado.

– Dale a tu audiencia la mejor representación de tu marca. La poca calidad de tu web puede indicar una calidad pobre de tus productos o servicios.

Leave a Reply