Consejos Para Optimizar tu Diseño Web

En un mundo donde Internet está cada vez más presente, es de vital importancia que cada página sea capaz de mantenerse a la vanguardia, en cuanto a diseños agradables para los internautas se refiere.

Consejos para optimizar tu diseño web

Dado que el diseño web, tal como sucede con la moda, adapta su forma acorde a las tendencias de la sociedad, es importante mantener una imagen fresca para ofrecer al usuario el aspecto más profesional posible.

Cuando se ignora este principio, se comete un error grave, muy especialmente en el caso de las páginas web de negocios, blogs, o empresas, puesto que los usuarios tienden a abandonar las páginas cuyo diseño no inspira demasiada confianza. De igual forma, un diseño visualmente atractivo, pero poco intuitivo y difícil de manejar, puede producir el mismo efecto.

Debido a esto, es buena idea seguir ciertos parámetros que garanticen un equilibrio entre el atractivo visual y la facilidad de manejo del diseño.

Estudia el entorno

Una de las mejores formas de empezar es analizar el diseño de aquellas páginas que, a nivel personal, te resulten atractivas en todos los aspectos. Todo ello con el fin de aplicar lo mejor a tu sitio web.

A algunas personas les puede llegar a resultar algo incómoda esta parte para iniciar, dado que las comparaciones que se deben hacer son muchas. De igual forma, para alguien que no esté informado, puede resultar difícil saber si tal diseño está acorde a las tendencias.

En estos casos una buena opción es contratar los servicios de una empresa de diseño de páginas web para facilitar las cosas.  Esta opción no sólo es la más rápida y sencilla, sino que además ofrece garantías de un acabado profesional.

Un buen diseño es sencillo

Un error común en los principiantes es pensar que mientras más mejor. La realidad es que rara vez esto funciona. En líneas generales, el mejor diseño es el más sencillo.

Por otra parte, el estilo minimalista cada vez va ganando más terreno entre las tendencias actuales por lo que, a la hora de empezar, partir de ese enfoque es una de las mejores opciones.

Maneja la jerarquía visual

La jerarquía visual consiste en establecer en el diseño un patrón secuencial, partiendo de la base científica de que los ojos perciben las cosas de arriba abajo y de izquierda a derecha.

Al igual que se aplica en el teatro, cine y televisión, la esquina superior izquierda sería la primera en enfocar su atención el ojo humano. Por esta razón debería de colocarse en esta zona lo primero que se desee que observe el usuario, lo segundo en la esquina superior derecha, lo tercero en el medio de la izquierda y así sucesivamente.

Cabe mencionar que, aunque la esquina superior izquierda sea la más llamativa de la pantalla, no debe de ignorarse el principio de sencillez. Sobrecargar toda la información en una misma zona sólo ayudará a aterrar a los internautas.

El mejor texto es el de fácil lectura

El texto es probablemente la principal estructura de difusión de información en la mayoría de las páginas web actuales. Por ello, asegurarse de que sea agradable para el lector es un principio básico, pero también muy ignorado.

Para lograr que el texto sea fácil de digerir, en primer lugar, es recomendable usar un tipo de fuente y un tamaño equilibrados y sencillos. Así mismo, una buena combinación de colores es vital. Usar una buena estructura secuencial es muy llamativo para ubicar al lector.

Otro error típico, aunque menos común, es el uso excesivo de fuentes. Nuevamente es recomendable partir del principio de aplicar de que el mejor diseño es el más sencillo.

En este sentido, un buen diseño de página web no debería de tener más de tres fuentes distintas.

No obstante, lo recomendable es utilizar no más de dos. El usuario debe sentir en todo momento que está en un sitio profesional y no frente a una pared de jeroglíficos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *