Seguridad

¿Cómo Protegerse De Una Extorsión Telefónica?

¿Cómo Protegerse De Una Extorsión Telefónica?

Es bien sabido que los delincuentes inventan nuevas estrategias cada año para aprovecharse de los más incautos. Por más que existan plataformas digitales, sitios web y redes sociales, las extorsiones telefónicas no han pasado de moda.

El desconocimiento y la falta de información pueden pasar factura, al caer víctima de este tipo de argucias, sin darse cuenta.

En la actualidad todos debemos, aunque sea conocer un poco, de los delitos más sonados y para ello no hace falta entrar en detalles sórdidos. Nada más hay que prestar atención a los acontecimientos más recientes para tener una idea de cómo protegerse.

Sin embargo, esto no es suficiente y se necesita saber más datos que sirvan para contar con una protección sólida, amparada en el conocimiento, no en armamento ni nada por el estilo.

En primera instancia, se recomienda evitar atender llamadas en las que la persona no se identifique. Vale decir que decir el nombre al contactar por teléfono va más allá de una cortesía, también representa una forma de tranquilizar a quien está del otro lado de la línea.

Sin embargo, la falsificación de identidad está rampante, por lo que muchos malhechores llaman y dicen ser amigos o familiares de la potencial víctima.

¿Quiénes son los más vulnerables?

Como se mencionó antes, los que están en mayor riesgo son las personas que sencillamente no conocen lo que ocurre en la actualidad.

Ahora bien, algunas regiones son relativamente seguras, por lo que resulta mejor entrar en casimba.com y no preocuparse por temas de seguridad.

Retomando el tema de la gente vulnerable, una situación particular que puede agarrar a la gente con la guardia baja es atender llamadas inesperadas (y no identificadas) en la noche. Viene dado porque ya para ese momento muchos individuos no andan pensando en protegerse de los demás, sino que están descansando plácidamente en sus casas.

Lo cual en cierta forma “desactiva” los pensamientos de prevención, por así decirlo. En otras palabras, las personas no tienen la energía ni la disposición en mantenerse alerta cuando atienden el teléfono ya a altas horas de la noche.

Claro está, la gente mayor es parte de la población que se encuentra más expuesta, porque podrían padecer de problemas cognitivos, impidiendo así que tengan presente la malicia de la gente. Puede que estén en su residencia, en un departamento o en un hotel pet friendly, que se define mejor acá.

Consideraciones finales al respecto

Es prudente tener en cuenta que existen programas que muestran un número distinto al que verdaderamente utilizan. Lo cual significa que a veces ni con un identificador de llamadas uno previene recibir llamadas de extraños.

Sin embargo, al comparar esta situación con otras más graves, realmente se minimiza el daño que puedan hacer y el peligro que representan.

Claro está, este tipo de ataques podría incrementar y convertirse en algo peor, pero es difícil que esto suceda, si se han tomado todas las medidas de seguridad necesarias, aparte de considerar los consejos y el sentido común.

Leave a Reply