¿Sabes Cómo Protegerte Contra un Fraude?

¿Sabes cómo protegerte contra un fraude?

Este delito consiste en el robo de identidad de una persona. La Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) indicó que el 51% de los fraudes con tarjeta de crédito o débito sucede: en el comercio electrónico, en la terminal de punto de venta, 32%, por teléfono 11% y en el cajero automático 3%.

Sí, y es que la mayoría de los usuarios de estas tarjetas no saben qué hacer o cómo protegerse ante este delito, y para ello te recomendamos empezar por contratar productos como los seguros que ofrecen las instituciones bancarias, y es que se debe invertir en la seguridad pues finalmente son los recursos del tarjetahabiente los que están en juego.

Es por ello que debes tener muy en cuenta todas estas recomendaciones para evitar convertirte en una víctima más de este delito.

Lo primero que debes de revisar cuando hagas una compra en internet, es pagar en los sitios que tengan el protocolo https://  y que tengan candado en la barra de direcciones, por si alguna vez te has preguntado para qué sirve, esto quiere decir que los datos entre el servidor y el cliente van cifrados o encriptados.

Si cuentas tanto con tarjeta de crédito como de débito, usa más la de crédito, ya que tiene más candados que la de débito, además casi todas tienen programas de puntos, recompensas o meses sin intereses, puedes aprovecharlos.

Además de fijarte que los sitios tengan el protocolo https:// realiza tus compras en los que sean reconocidos, o plataformas de pagos electrónicos ya que éstos tienen más seguridad.

Recuerda lo siguiente: nunca, NUNCA, pases los datos de tus tarjetas ya sea por mensajería de tus aplicaciones o por correo electrónico. Es información muy delicada y sobre todo una muy importante porque estamos hablando de los recursos que tanto trabajo a veces cuesta tener.

Entre los productos financieros están los seguros como el de Scotiabank Valores + Seguro, el cual cubre todas las tarjetas de crédito y débito de cualquier banco, así como muerte accidental o incapacidad total y temporal, así como fraude en Scotia Web, robo de cheques Scotiabank, asalto en cajero o en el banco, compra protegida de mercancía comprada con tu tarjeta, robo de celular o tabletas, robo de gadgets como cámaras, iPods, y demás, robo de documentos, además de servicio de asistencia.

Si llegaras a tener más dudas, consulta a tu banco acerca de qué seguros podrían recomendarte, o bien, si haces compra online que sea con tarjetas prepagadas que puedes encontrar en tiendas de conveniencia y ya hay tarjetas de crédito prepagadas.

Y si sospechas que has sido víctima de fraude, comunícate con tu banco a la brevedad para cancelar tu tarjeta, confirma que no han cambiado tu dirección donde recibes la información de tu banco, y da seguimiento tanto a los movimientos en tu cuenta como a la resolución a este problema.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *