La importancia de un Árbol Genealógico

Árbol Genealógico

Para entrar en materia un Árbol Genealógico, de acuerdo a la Wikipedia, “es una representación gráfica que enlista los antepasados y los descendientes de un individuo en una forma organizada y sistemática, sea en forma de árbol o tabla. Puede ser ascendente, exponiendo los antepasados o ancestros de una persona, o descendente, exponiendo todos los descendientes. Para realizar un árbol genealógico es necesario, primero, haber realizado una investigación genealógica o genealogía del individuo. Árbol genealógico es la descendencia de tus antepasados que heredaras de ellos “.

Siempre he sido muy curioso por naturaleza, y me encanta investigar acerca de diversos temas, y estar al tanto de los medios informativos todos los días, con el fin de conocer lo que sucede a mi alrededor, en mi país, y en el mundo. Un buen día, dicha curiosidad me llevo a plantearme una pregunta que sin duda todos nos hemos hecho alguna vez “¿De dónde vengo?” “¿Hacia dónde voy?” “¿Cuáles son mis orígenes?” y muchas preguntas más, fue así como surgió la idea de crear el Árbol Genealógico de mi familia, algo que, por la razón que sea, nadie había tenido la idea de realizar.

Comencé platicando con mis tíos, con mi abuelo, con mi madre, y poco a poco fui descubriendo datos muy interesantes, que a su vez fueron comprobados por otros integrantes de la familia, o bien añadiendo información o corrigiéndola.

Todo esto me sirvió para ir conociendo más acerca de mis lazos familiares, de mi sangre, con el fin de cumplir el segundo objetivo de esta idea… darle el mejor regalo a las generaciones venideras, es decir, que mis pequeños primos y sobrinos conozcan sus raíces, de donde vienen, ya que desafortunadamente mucha información no la pude recabar, ya que simplemente quedaron en la memoria de aquellos que se ha ido, pero que no por ello debe de pasar así con las siguientes generaciones, y que espero alguno de ellos, cuando yo me vaya, continúe con este bello legado para que dentro de 40, 50, o 100 años aquel bisnieto, aquel tataranieto, aquel descendiente sepa quiénes son y quienes fueron parte de lo que él o ella llegue a ser en su momento.

Hoy yo no sé cómo se llamarón mis tatarabuelos, ni siquiera tengo la menor idea del origen de mi sangre, pero sin duda el crear un Árbol Genealógico hará, en la medida que se le tome la debida importancia, que algún día, en algún lugar un familiar diga “Sé que el papá de mi bisabuelo (Tatarabuelo) se llamaba Gerardo”.

Es por ello que si tienes la idea de crear tu propio Árbol Genealógico no dudes en hacerlo, sin duda será una experiencia feliz, triste en algunos momentos, llena de nostalgia, pero sobre todo llena de orgullo.

“Sólo dos legados duraderos podemos dejar a nuestros hijos: uno, raíces; otro, alas” Hodding Carter (1907-1972) Periodista y autor estadounidense.

8 Comentarios
  1. octubre 11, 2015
    • octubre 11, 2015
      • enero 25, 2016
    • enero 25, 2016
  2. septiembre 4, 2016
    • noviembre 15, 2016
  3. noviembre 29, 2016
    • noviembre 30, 2016

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *