¿Qué hacer en caso de Erupción volcánica?

Erupción volcánica

Una erupción volcánica, de acuerdo a la Wikipedia, es una emisión violenta en la superficie terrestre de materias procedentes del interior del volcán. Exceptuando los géiseres, que emiten agua caliente, y los volcanes de lodo cuya materia, en gran parte orgánica, proviene de yacimientos de hidrocarburos relativamente cercanos a la superficie, las erupciones terrestres se deben a los volcanes.

Hasta el momento no existe ningún método para prevenirlas, aunque a veces las erupciones volcánicas vienen precedidas de sacudidas sísmicas, y por la emisión de fumarolas.

Es por ello que es muy importante seguir las indicaciones de los sistemas de protección civil, así como estar preparados ante una eventual erupción.

¿Qué hacer en caso de Erupción Volcánica?

Antes

Identifique si en su comunidad hay amenaza volcánica y trate de no ubicarse dentro de su área de influencia.
Cubra los depósitos de agua para evitar contaminación por la caída de ceniza.
Conozca cual es la ruta de evacuación más apropiada y menos expuesta a los efectos de la erupción y diríjase siempre hacia tierras más alta.
Si sabe de actividad volcánica, coloque cinta adhesiva en las ventanas debido a las ondas de choque que pueden causar las explosiones.
Aleje los animales de las zonas próximas a los ríos y lugares donde caen cenizas por posibles avalanchas.
Esté alerta a las instrucciones que den las autoridades y siga las recomendaciones.

Durante

Aunque la erupción le parezca tranquila, no se acerque al volcán.
El viento puede arrastrar vapores calientes y existe la posibilidad que se arrojen súbitamente productos sólidos.
Busque refugio bajo techo, si no lo encuentra, procure respirar a través de una tela humedecida de agua o vinagre, eso evita el paso de los gases y el polvo volcánico. Proteja sus ojos cerrándolos tanto como sea posible.
Si las autoridades deciden establecer la evacuación, tome el equipaje familiar que ya preparó (ropa de abrigo, documentación y medicamentos personales) limitando el equipaje a lo que pueda transportar a mano cada persona.
Si es sorprendido por una nube de gases, protéjase con una tela humedecida en agua o vinagre.
Evite las hondonadas, donde pueden acumularse gases nocivos, incluso después de finalizada la erupción.
Desconecte la energía eléctrica y cierre las llaves de agua y el gas. Utilice el teléfono lo menos que le sea posible y cierre muy bien la vivienda al salir de esta.
Busque protección hacia lugares más altos y no permanezca cerca de ríos o quebradas.
Fíjese bien en la corriente de agua y al material que transporta antes de cruzar un puente.
Si tiene conocimiento de un deslizamiento que está represando un río, informe de inmediato a sus vecinos y a las autoridades.

Después

Permanezca en sitio seguro hasta que las autoridades informen las medidas a seguir.
Tenga presente el efecto que causa la acumulación de materia volcánica sobre los techos, en donde el peso puede aumentar si se mezcla con el agua (colapso).

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *