Razones para Llevar a los Niños a un Campamento en el Extranjero

El verano está a las puertas, y con él las largas vacaciones de los niños en edad escolar. Y como es natural, seguro que estás pensando cuál es la mejor manera de aprovecharlas. ¿En el pueblo con los abuelos? ¿Con sus amigos en la playa? ¿En casa hasta que lleguen tus vacaciones y os podáis ir todos juntos?

Hoy quiero proponerte un plan que está cada vez más de moda. Llevarlos a disfrutar de una experiencia que recordarán toda su vida en un país diferente. Aquí tienes unas cuantas razones para hacerlo.

Razones para llevar a los niños a un campamento en el extranjero

No hay distancias para viajar

La primera razón es más bien una ventaja de tener formas de viajar cada vez más eficientes, como el avión. Hoy es muy fácil llegar a ciudades como Londres en verano desde muchos aeropuertos, e incluso dejar el coche a buen recaudo mientras se está fuera. Desde el parking aeropuerto Alicante se puede ir a la terminal de vuelos y salir a destinos internacionales, en muchos de los cuales se organizan campamentos de verano para niños y jóvenes estudiantes.

Aprender un idioma

Evidentemente cuando pensamos en un campamento fuera de nuestro país nos viene a la mente hablar otro idioma, casi siempre el inglés. Pasar unas cuantas semanas en Estados Unidos permitirá a tus hijos sumergirse en la lengua a un grado superior al que se podría hacer si estuvieran aquí. Como norma general, el programa de actividades incluye clases específicas del idioma, con la ventaja de que los profesores que lo enseñan son nativos. Está claro que no van a manejar la lengua con maestría en unas pocas semanas, aunque es un excelente refuerzo porque no se trata de estudiar. Más bien se ponen en práctica los conocimientos en un entorno cotidiano, diferente y muy agradable.

Contacto con otras culturas

Al igual que tú, otros padres de distintos lugares del mundo decidirán llevar a sus hijos a campamentos en el extranjero. De modo que conocerán a gente con orígenes y culturas muy diferentes, con la que tendrán que aprender a comunicarse. En parte les ayudará a practicar aún más el idioma, además de que les abre las puertas a un entorno multicultural, en el que cada uno ve las cosas de un modo distinto y tiene que respetar que otros opinen de otra forma.

Preparación para más adelante

Vivir la experiencia de un campamento de verano fuera puede ser un primer paso para estudiar en el extranjero. Cada vez hay más estudiantes que deciden cursar por lo menos un año fuera, bien sea en el instituto o en la universidad. Algunos hacen un máster o realizan las prácticas en un país diferente, lo cual tiene un gran valor cuando busquen incorporarse al mundo laboral. Cada vez son más las empresas que quieren contar con un equipo al que las fronteras, tanto políticas como idiomáticas, no les supongan ningún problema.

Enriquecimiento personal

El hecho de estar fuera de su entorno puede ser algo abrumador al principio. Pero tener contacto con personas de otros lugares del mundo e incluso forjar relaciones de amistad supone una experiencia que ayudará a tus hijos a crecer. Aprenderán a tomar sus propias decisiones y a afrontar situaciones sin que sean sus padres los que vayan a ayudarlos. De hecho, este es uno de los aspectos que más se notan cuando vuelven a casa.

En definitiva, un campamento en el extranjero es una de las mejores alternativas para las vacaciones que puedes encontrar. Tus hijos vivirán una experiencia única que les ayudará a crecer como personas. Y tendrás la seguridad de que están aprovechando parte de su tiempo libre para hacerlo.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *