Amecameca Estado de México Pueblo con encanto

Amecameca Estado de México

Amecameca es un pueblo rodeado de antiguas construcciones y haciendas el cual goza de una vista inmejorable del volcán Iztaccíhuatl. Su jardín central, que funciona como punto de reunión para propios y extraños es custodiado por cuatro fieros leones de fierro colado.

Desde sus orígenes fue un lugar muy interesante y atrayente; su cercanía con la Ciudad de México, sus destacados centros políticos, su importancia como paso para los viajeros y sus múltiples comercios, le valieron la colonización poco tiempo después de la llegada de los españoles.
Este lugar, que en náhuatl significa “que tiene vestido de amate”, es de los pocos que vivió el desarrollo industrial en la zona. Aquí se instalaron fábricas de telas de algodón, cervecerías, aserraderos, molinos de trigo, pequeños talleres de alfarería, cerería y talabartería; así como lugares para acuñar monedas de oro, plata y cobre.

Gastronomía de Amecameca

En el mercado municipal se concentran los sabores más exquisitos y variados de la zona, sobre todo porque llevan el peculiar toque de la nuez, ingrediente primordial de los platillos típicos, como los chiles en nogada, el pollo a la nuez y los mixiotes de conejo con nuez; sin olvidar los sabrosos antojitos y las quesadillas.

En cuanto a bebidas se refiere, sobresalen los licores de frutas, particularmente el de nuez. Cada mes de agosto se celebra la Feria de la Nuez, donde pueden saborearse todos estos platillos.

Feria de Amecameca

El 15 de agosto se lleva a cabo la fiesta patronal de este pueblo que orgulloso festeja a la Virgen de la Asunción con una gran feria, música y danzas, en especial la de Los doce pares de Francia Moros y cristianos, y los arrieros.

Cómo llegar a Amecameca

De Toluca se toma la carretera 15 rumbo a la Marquesa, se entra a la Ciudad de México por Constituyentes, y se sigue por el periférico y por el viaducto Miguel Alemán hasta la calzada Ignacio Zaragoza, de ahí se toma la autopista 190 hasta la desviación a Chalco, se sigue por la carretera federal 115 y a tan solo 15 kilómetros aproximadamente esta Amecameca.

El encanto de sus tierras se encuentra en su orgullo pasado prehispánico y colonial. Internarse en sus paisajes nevados, recorrer palmo  a palmo su arquitectura y sentir ese ambiente que despiden sus dos imponentes volcanes es una oportunidad que no debes perderte en tu visita por el Estado de México.

Amecameca Estado de México “Pueblo con encanto”

2 Comentarios
  1. agosto 9, 2014
    • diciembre 12, 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *