Transporte Público en Puebla Ruta 72: Un accidente que se pudo evitar

He sido usuario del transporte público durante muchos años tanto en mi querida ciudad (Puebla) como en prácticamente todo el país, y gracias a Dios solo en una ocasión estuvimos a tan solo unos segundos de estamparnos en un muro hace ya algunos años en una Ruta 21, pero no paso a mayores.

El día de hoy, domingo 13 de noviembre, salimos a recoger algunas cosas al centro, específicamente al parque de Analco, donde cada domingo se instalan un sinnúmero de comerciantes con gran variedad de productos. A tan solo unas calles de mi casa, el chofer de la Ruta 72 Unidad 15 piso el acelerador a fondo con tal de que “no le tocara el rojo” pero no contaba con que una camioneta iba saliendo de su cochera lo que conllevo a que el chofer diera el “volantazo” y nos fuéramos a estrellar primeramente a un pequeño muro que divide ambas calles, para terminar estampándonos en una Ruta 2000. Inmediatamente nos vimos unos a otros preguntándonos si estábamos bien, a lo que afortunadamente todos contestaron que si, al menos, físicamente, porque una señora que llevaba a su pequeña hija de alrededor de 4 años casi entraba en crisis nerviosa por lo sucedido. Poco a poco fuimos bajando de la unidad, y momentos después el chofer de la ruta 72 hizo todo lo que pudo para mover la unidad.

Todo esto se hubiera evitado si el chofer hubiera manejado con prudencia, pero los años de experiencia usando el transporte público en Puebla me permite afirmar que el transporte es malo, las unidades muy viejas y sucias, y los choferes están poco capacitados para hacer su trabajo como debiera ser, aunque por supuesto hay quienes si cumplen, pero lo reitero, son los menos.

Promesas y promesas escuchamos cada vez que quieren aumentar el pasaje en Puebla, que “van a tener unidades modernas, que van a capacitar a los choferes, que las van a tener limpias” y un sinfín de promesas que casi nadie cumple, es por ello, que desde este pequeño espacio conmino a las autoridades a que hagan su trabajo, ya que todo mundo se da cuenta del mal trato de los choferes a nuestros ancianos, de que bajan gente donde quieren, que llevan las puertas abiertas mientras circulan, que van jugando a las carreritas, que cambian pasaje de camión a camión en donde quieren, etcétera, y solo basta pararse algunos minutos en cualquier calle para comprobarlo.

Hoy no nos pasó nada, el hubiera no existe, pero no me quiero esperar a que algo suceda… así que señores servidores públicos, SCT:

¡Pónganse las pilas y hagan algo por mejorar el transporte público en Puebla! Y evitemos futuras tragedias, gracias.

Foto: TV3Puebla.

2 Comentarios
  1. noviembre 14, 2011
    • diciembre 19, 2011

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *