Regulación mexicana actual del juego en línea y expectativas futuras

La popularidad de los juegos de casino en México se remonta a inicios del siglo XX. Entre 1920 y 1940, frente a distintos mandatos, las casas físicas de apuestas gozaron de la gracia del gobierno o se vieron penalizadas por la ley. No fue hasta el 31 de diciembre de 1947, cuando se proclamó la Ley Federal de Juegos y Sorteos por el entonces presidente Miguel Alemán Valdés, que se pudo hablar de un marco legal para el juego. El acontecimiento permitió que mejoras jurídicas fueran suscitadas en años posteriores y los casinos terrestres se mantuvieran en auge.

A diferencia de las apuestas en entidades físicas, las casas digitales en México tuvieron mucho que aguardar. En 1996 vio la luz en una isla del Mar Caribe el InterCasino, el primer casino en línea del mundo; pero al país centroamericano todavía le quedaban algunos años de negrura virtual.

Regulación del juego online en México

A pesar de la larga espera y muy lejos del pasado que vivieron los casinos físicos, la regulación mexicana, los sitios de juegos de azar online en México y el iGaming en general, disfrutaron en este país de un camino menos abrupto.

Para bien de los operadores y adeptos del entretenimiento en los portales digitales, la Secretaría de Gobernación de este país entendió la significación de las apuestas en línea y encontró la manera de hacer que el juego a ese nivel tuviera la mejor salud. Hoy se interrelacionan en la nube, usuarios y casas de apuestas en busca de un juego justo, responsable y avalado por un marco legal.

La Dirección General de Juegos y Sorteos supeditada a la Secretaría de Gobernación acredita los casinos en línea y lleva un control estricto del iGaming. De cara a garantizar el bienestar de todos, la entidad mantiene, a la par de la proliferación de los juegos, un arduo trabajo.

En el país centroamericano son varios los operadores que comercializan sus productos de manera legal. El casino Caliente, por ejemplo, es de esos que hace uso del permiso y la supervisión que le brinda el gobierno de este país.

Expectativas de los juegos de azar en México

Los juegos de azar en México son una tendencia en crecimiento. Aunque muchos jugadores aun no le dan todo el crédito que merecen los casinos en línea y prefieren acudir a los establecimientos terrestres para divertirse, es un hecho que la práctica del juego digital va en aumento. El libro “De la suerte, el juego y otros azares” publicado por La Universidad Nacional Autónoma de México, CODERE y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM a finales de 2018, da fe de ello. A partir de encuestas y un estudio exhaustivo del iGaming llevados a cabo por un grupo numeroso de especialistas, pudo comprobarse que, efectivamente, el futuro del juego online en México es promisorio.

En México encuentran mercado los más importantes desarrolladores internacionales de juegos, hay modalidades de todo tipo, productos con nuevas versiones y funciones extras. Garantizan la satisfacción de los distintos públicos equipos de soporte de primera lid, métodos de pago seguros, generadores de números aleatorios avalados y bonos de grandes importes. La legislación, el trabajo de las entidades pertinentes de cara a salvaguardar los intereses de los jugadores, las licencias y el seguimiento a los casinos son otros de los valores que han permitido dicho desarrollo.

Aun cuando existen ausencias y silencios legales que dan al traste con el progreso del juego en las plataformas de internet, los años venideros avizoran un sendero prometedor.