¿Por qué las apuestas deportivas están en auge?

Las apuestas deportivas se han vuelto hoy en día en algo más que un hobby, es toda una pasión, e incluso una actividad profesional para miles de personas alrededor del mundo. Aquí desmenuzamos algunas de las principales implicaciones actuales de esta actividad, que sigue generando millonarios dividendos alrededor del mundo.

Si ingresas al mundo de las apuestas deportivas, puedes descubrir un hobby que te puede generar un buen rato de diversión, pero que además podría volverse un espectacular tesoro capaz de resolver tu vida y preocupaciones. Hoy en día, hay gente que ha logrado consolidar esto como un modo de vida, lo que se ha convertido en uno de los motores principales que ha detonado un crecimiento en la industria.

Aunque desde luego que tampoco es sencillo alcanzar el éxito, si fuera tan fácil, cualquiera sería millonario apostando en internet; antes que cualquier cosa, debes estar consciente de que solo el 10% de la gente que participa de las apuestas deportivas, en verdad tiene ganancias. Y en realidad, solo un 5% es tan bueno que puede llegar a dedicarse a esto de forma profesional.

Difícil, pero no imposible

Hoy en día hay muchos casos de éxito en el mundo de las apuestas deportivas; para lograrlo, no basta con tener bastante conocimientos de alguna liga o deporte, a veces tampoco es suficiente tener suerte, sino que realmente debes volverte un maestro y ser capaz de vencer, no solo los desafíos que implican los pronósticos deportivos, sino que muchas veces también, a las casas de apuestas que buscan detectar e inhibir la acción de los apostadores más exitosos.

Actualmente se utilizan múltiples conocimientos profesionales, aplicados al campo de los pronósticos deportivos.

Por ejemplo, hay expertos en análisis de estadística, que aprovechando las ventajas de la tecnología, realizan programas para analizar e interpretar miles de datos y estadísticas, buscando que sus algoritmos permitan descifrar aquellas oportunidades atractivas de apuesta.

En algunos casos, han evolucionado a tal grado, que se llegan a montar pequeñas empresas o equipos, donde se analiza una exorbitante cantidad de factores, para poder determinar con mayor precisión las probabilidades, y así poder maximizar en la mayor medida de lo posible, las oportunidades de ganancia.

La era de los tipsters

La palabra tipster hasta hace unos cuantos años no tenía mayor significado, no obstante que, en años recientes, se ha vuelto tendencia, y hasta una especie de moda. Hoy en día, hay mucha gente que también ha logrado lucrar con las apuestas deportivas, no solo apostando, sino también volviéndose un ‘influencer’ en la materia.

Incluso hay casos de tipsters que pueden no realizar ninguna apuesta real en todo el año, pero con una buena campaña de marketing y un poco de suerte, son capaces de convencer a muchos de que en realidad son una autoridad y pueden llegar a vender sus servicios de predicción, aunque la mayoría de estos en realidad tienen un limitado porcentaje de aciertos reales.

Apuestas deportivas, una profesión que cautiva

Aunque otro de los motivos por los cuales este tipo de juegos deportivos se encuentra en pleno auge actualmente, es por el hecho de que representan una profesión de ensueño.

¿A quién no le gustaría volverse millonario, viendo partidos de su deporte favorito desde la comodidad de su hogar, o desde un laptop o smartphone en una paradisíaca isla, tomando piña colada y generando millones con cada victoria?

Y aunque en el imaginario pudiera sonar bastante atractivo, en realidad no es tan fácil, ni tan sencillo desde ninguna perspectiva.

Muchos de los apostadores profesionales que han hecho público su testimonio, relatan el difícil y tortuoso camino que se requiere para llegar al éxito. Para lograr integrarte al selecto club de los jugadores más exitosos, se requiere no solo mucha paciencia, sino también una inversión importante, pues para dominar las artes y trucos de las apuestas deportivas, tendrás primero que practicar bastante, y, sobre todo, aprender de forma eficiente de los errores.

De igual forma se requiere bastante disciplina, trazar métodos efectivos y seguros, que te permitan realmente cosechar ganancias; y aunque no es nada sencillo, y muchos desisten en el intento, con suficiente determinación, entrega y talento, también es posible llegar a lograrlo.

Contra un mundo de obstáculos

No obstante que otro de los factores, es que tanto las casas de apuesta, como también muchos gobiernos, colocan obstáculos para el éxito del apostador profesional.

En países como España, los apostadores profesionales tienen que recurrir a técnicas como la contratación de terceros, pues su nombre es rastreado y fichado por los casinos, quienes con facilidad pueden vetar su actividad si la realizan abiertamente; además de que los impuestos resultan también bastante onerosos.

No obstante, que, como consuelo de los apostadores de tiempo completo, queda el hecho de que cada vez se están transparentando y haciendo más accesibles las dinámicas de apuesta. Y no es para menos, de acuerdo a una investigación de la Universidad de Nevada de 2018, divulgada por el Washington Post, las apuestas deportivas legales, han duplicado sus cifras en la última década, llegando ya a los 5 mil millones de dólares.

Aunque si consideramos que el mercado de las apuestas ilegales, es todavía mucho mayor (superior a los 100 mil mdd, de acuerdo a la misma fuente), aún queda un enorme margen por regularizar; lo que también generaría ingresos para las arcas gubernamentales, y facilitaría también la vida de los apostadores profesionales, algo que se percibe cada vez con mayor claridad a futuro.