Recetas de Cocina

Ideas de Postres y Recetas Románticas Para San Valentín

Ideas de Postres y Recetas Románticas Para San Valentín

San Valentín o el Día del Amor y la Amistad es una festividad en la que las parejas suelen compartir momentos íntimos, organizar una cena especial o salir a algún lugar que llevan tiempo planificando. Para los que valoran la cena romántica, la ocasión especial, “la mesa para dos”, hay algunas ideas de postres y recetas sencillas que pueden ser de su interés.

No hay mejor ocasión para sacar todos los dotes en la cocina que en San Valentín. La intención, más allá de compartir una fina y selecta receta, es consentirse como pareja y disfrutar de algo totalmente distinto, amén de la rutina laboral y las cargas sociales que normalmente se tienen.

Es un momento por y para dos, y nada mejor que celebrarlo con unas recetas que vayan en consonancia con la magnitud de lo festejado.

Recetas para San Valentín

Hay sitios especializados en Internet, como Recetas Nestlé, que sirven de punto de partida para la búsqueda de secciones de recetas para San Valentín, ya que aparte de dar las recomendaciones e ingredientes de rigor -donde ayuda el hecho de ser muy específicos en cantidades y marcas-, están los consejos para acentuar un atributo, el sabor o para que todo quede exactamente igual a la foto de la receta que verás en la web.

Hablando estrictamente de recetas de San Valentín, hay varias que fácilmente serán de utilidad para muchas personas:

  • Galletas: son infaltables en una cena romántica y con motivo de la celebración se pueden hacer de queso, de chocolate, de vainilla -incluso todas dentro de la misma cena- y con motivos románticos, como figuras de corazones o las iniciales de las personas involucradas.
  • Gelatina de chocolate: tradicional, romántica y que seguramente representará mucho para las parejas -porque es una receta familiar de toda la vida-. La gelatina de chocolate no es un postre sencillo -y no necesariamente por la dificultad, sino por el tiempo que toma-, pero seguramente será representativa de una noche importante. Decorarla con frutas es la norma.
  • Lasaña: toda cena romántica amerita un plato fuerte. Aunque en la propia página de Recetas Nestlé encontrará recomendaciones con pescados o pollo, la lasaña es un platillo interesante para compartir y para comer por porciones. No defraudará, a la par de ser sencillo.

Pasteles

Pero, así como la lasaña, un pollo horneado o un pescado puede ser el plato más destacado, los pasteles para San Valentín figuran entre las recomendaciones más interesantes para cerrar con broche de oro el momento de la cena romántica en un día tan especial.

Los pasteles, como es bien sabido, es un universo aparte lleno de variedad y propuestas, por lo que visitar esa sección del sitio de recetas será la mejor decisión que se pueda tomar, y en base a eso recoger las ideas más destacadas y materializar aquella que realmente interese o que vaya bien, a juicio de la persona o la pareja, con la cena romántica pretendida.

Un pastel de tres leches -por su textura al paladar-, un pastel imposible que mezcla dos estilos tremendamente románticos, como el quesillo y la torta de chocolate, o alguna torta preparada con una base de bebida alcohólica, como una torta al vino tinto, resultan ser opciones ideales para toda velada romántica, especialmente por la complejidad de sabores y por invitar a comer en pequeñas porciones, más que por disfrutar el momento que por comer por comer.

La ocasión se presta y las recetas invitan a disfrutarla. El Día del Amor y la Amistad o Día de San Valentín es una festividad para disfrutar con los seres queridos en general y con la pareja en particular.

En este último caso, una cena romántica con una comida diferente, que a ambos guste, es un plan que nunca falla y que siempre que vaya acompañada de otras actividades románticas, divertidas y diferentes, brindarán al día un matiz totalmente indescriptible.

Leave a Reply