Mascotas

Tener Peces Como Mascotas: Lo Que Debes Saber

Tener peces como mascotas: lo que debes saber

Los peces son de las mascotas de compañía más lindas y sencillas de cuidar, por lo que pueden ser una alternativa para perros y gatos, sobre todo si piensas regalar la primera mascota a tus hijos, o si por razones de espacio o tiempo, no puedes cuidar a otra mascota que sea más dependiente.

Tener un pez como mascota es una excelente decisión. Contemplar peceras y alimentar e interactuar con los peces disminuye el estrés, favorece la armonía y la estabilidad emocional, por lo que no sólo resultará divertido e interesante, sino también terapéutico.

En todo caso, antes de tener un pez y su respectivo acuario, necesitarás tener en cuenta algunos aspectos.

Elige el pez que quieras

Es posible que tengas ya una idea en mente de acuerdo a nombres para peces, alguno que pueda funcionar para tu futura mascota y con el que puedas identificarlo. De esa manera podrás luego buscar una especie que encaje con ese nombre.

Si no, puedes hacer el paso contrario. Busca las especies de peces más comunes y más sencillas para empezar a tenerlos como mascotas. Por defecto, los peces ‘betta’, radiantes, luminosos y con aletas coloridas y llamativas, son una de las mejores opciones para empezar. Claro está, necesitarás adquirir uno sólo o, como mucho, una pareja, evitando siempre tener dos machos juntos en el mismo acuario, porque se pelearán en disputa del territorio.

Los peces ‘guppy’, por su parte, son mucho más tranquilos, de cuerpo plateado o dorado y aletas de color naranja, azul o verde. Son una opción igual de válida para comenzar, ya que son muy resistentes y comen prácticamente cualquier comida. En este caso, considera también la posibilidad de no comprar parejas, porque se reproducen muy rápido y en mucha cantidad, de modo que requerirás de mayor espacio para poder cuidar de todos ellos.

Elige un buen nombre para tu pez

Ya tienes el pez, ahora es el momento de escoger un buen nombre para él. Hay sitios en Internet destinados a brindar consejos sobre cómo elegir nombres de peces de acuerdo a su color, a su especie, a su género, procedencia o gustos personales, por lo que bastarán estos recursos para encontrar ese nombre ideal.

El nombre que escojas para tu pez, o para el pez que pienses regalar a tus hijos, debe ser divertido, fácil de memorizar y que pueda fácilmente asociarse al animal, de modo que no sea un nombre forzado.

Prepara todo antes de llevarlo a casa

Que las especies más comunes de peces sean resistentes y puedan comer muchos alimentos no significa que no requieran cuidados. De hecho, se deben tener en cuenta algunos cuidados principales incluso cuando ni siquiera hayas llevado el pez a casa.

  • Adapta el acuario: dependiendo del pez que elijas, necesitarás más o menos espacio. Por ejemplo, los peces ‘betta’ necesitan mucho espacio, porque les encanta recorrer grandes distancias, mientras que los peces ‘ángel’ necesitan muchos obstáculos y arbustos, ya que requieren de descanso y mucha intimidad -no les gusta ser vistos o molestados-. Además del tamaño del acuario, necesitarás tratar el agua, para que, al introducir el pez en el acuario, el mismo pueda sobrevivir. Por eso, el acuario o pecera debe estar tratado, con un filtro instalado y el agua puesta con al menos 20 días de antelación.
  • Busca información: consulta a un veterinario o en tiendas especializadas en la venta de peces, aspectos como la temperatura idónea del agua, la cantidad de alimento y el tipo de alimento que le pueda sentar mejor a tu pez, los hábitos y cuidados para mejorar su estado de ánimo y garantizar así su desarrollo, entre otras tantas dudas que puedas tener. Cada pez requiere de cuidados distintos e, incluso, algunos muestran mejor desenvolvimiento cuando interactúan con otros peces, por lo que los profesionales te indicarán aquellas especies que puedan complementar la forma de vida de tu pez.

Leave a Reply