Salud y Belleza

La Copa Menstrual, Los Secretos De Su Éxito Y Su Relación Con El Turismo

La Copa Menstrual, Los Secretos De Su Éxito Y Su Relación Con El Turismo

¿Qué es la Regla y Cómo Ayuda la Copa Menstrual?

La regla es un proceso fisiológico natural en el cuerpo de las mujeres que, a pesar de esta razón, sigue considerándose en algunos escenarios como algo anti higiénico, negativo, algo que hay que ocultar. Una vez más nos enfrentamos a un tabú que implica a la mujer, a su físico y a su fisionomía.

Por fortuna, esta percepción está cambiando gracias en parte a productos como la copa menstrual, que se sitúa poco a poco como una alternativa más ecológica y sana a compresas y tampones.

Su uso está muy extendido en países como España, Reino Unido, Portugal, Alemania o Francia.

Además, en mercados como el mexicano el interés de las consumidoras está creciendo de manera masiva.

La pregunta que nos hacemos es, ¿cuáles son los motivos que explican el auge de la copa menstrual?

Producto inocuo para el organismo

Comenzamos por motivos puramente fisiológicos. La copa menstrual está elaborada a partir de materiales hipoalergénicos que no generan rechazo por parte del organismo.

Esta ya es una ventaja competitiva frente a tampones y compresas, pues en ocasiones estos incluyen blanqueantes, perfumes u otros productos químicos que termina absorbiendo el cuerpo.

Con la copa menstrual no existe posibilidad alguna de desarrollar el síndrome de choque tóxico, una grave enfermedad que puede aparecer debido al uso frecuente de tampones.

No obstante, esta patología es muy poco común, de modo que no hay que tenerle miedo.

Área íntima más sana

A diferencia de las compresas y los tampones, la copa menstrual no absorbe la menstruación, sino que simplemente la recoge.

Con otros productos, el organismo se ve obligado a excretar menstruación debido a la presión.

Esto puede tener como consecuencia cierta sensación de irritación y sequedad que se hace más pronunciada durante los últimos días de regla.

Por otra parte, si el flujo vaginal es bajo, la humedad de la vagina se mantiene totalmente intacta y esto genera una mejor flora bacteriana.

Producto ecológico y más sostenible con el turismo

Este es otro de los motivos principales que lleva a muchas chicas a usar la copa menstrual, especialmente entre aquellas más jóvenes y que están más concienciadas con el medio ambiente.

Usar este producto evita la generación de cientos y cientos de kilos de celulosa, plástico, cajas y demás residuos que enviamos a la basura cada mes.

Las copas menstruales están fabricadas a partir de materiales poco contaminantes y hasta en su proceso de producción se necesita menos agua que para elaborar compresas o tampones.

A esto hay que añadir un fenómeno que estamos observando muy claramente en estos meses, muchos residuos plásticos acaban desechados en el lecho de los ríos, en las playas y en el mar, formando parte en muchas ocasiones de los microplásticos que se introducen en las cadenas tróficas de los ecosistemas.

Es una constante ya en muchos medios de comunicación y redes sociales cómo son desechadas miles de mascarillas y guantes a la calle debido a la pandemia del coronavirus.

De algún modo, el uso de la copa menstrual incide positivamente en esa relación de generar menos residuos y proponer un turismo más sostenible, más ecológico, más racional en definitiva.

Si estás interesada en este tema, aquí puedes comprar tu copa menstrual en México: https://proyectocopita.mx.

Es más barata y más cómoda de llevar

Entramos ahora en dos cuestiones que generan cierta polémica: la comodidad y su precio.

La copa menstrual es, a medio y largo plazo, más económica y más cómoda de usar que tampones y compresas.

Muchas mujeres que ya usan este producto coinciden en que su uso ofrece mayor comodidad y la sensación de no llevar nada es algo muy frecuente, si bien es cierto que en las primeras puestas se puede sentir cierta molestia, de ahí que incidamos en el medio plazo.

En este sentido, es importante adquirir cierta destreza para colocar la copa y usarla sin que genere ningún tipo de molestia.

Otro aspecto interesante es su carácter económico. Es innegable que el desembolso inicial por la copa menstrual es más alto que el de adquirir un paquete de compresas.

Sin embargo, este precio más elevado se amortiza en pocos meses, pues su uso se puede prolongar hasta por 10 años, tiempo más que suficiente para que el coste de las compresas o tampones sea muy superior.

De hecho, en medio año ya se amortiza la cantidad invertida en la copa.

Más versátil en todo tipo de situaciones

Un último argumento por el que este dispositivo gana popularidad es que su autonomía es más alta que la de otros productos de higiene íntima.

Una chica puede aguantar hasta 12 horas sin pasar por el baño, si bien esto depende de la cantidad de flujo menstrual.

Si deseas conocer más información sobre la copa menstrual “clic aquí”.

Este motivo es el que vuelve a hilar el uso de la copa menstrual con el turismo.

Su uso es muy recomendable en espacios en los que no hay acceso al baño, como por ejemplo la playa o la montaña.

Este producto de higiene íntima está viviendo una auténtica revolución, pues son muchas las mujeres que ganan en libertad y en sensación de autonomía usándolo.

Además, si esto incide en un mayor respeto ambiental y un ahorro en el gasto, ¿qué te puede llevar a no probarla?

Leave a Reply