Mascotas Viajeras

Consejos Para Viajar E Ir De Vacaciones Con Tu Perro

Consejos para viajar e ir de vacaciones con tu perro

En los últimos años, los hoteles han ampliado sus posibilidades y ya permiten el acceso de nuestras mascotas al tener el sello Pet Friendly. Te contamos algunos consejos que debes seguir para ir de vacaciones con tu perro.

¿Tienes una mascota y quieres irte de vacaciones con ella? ¿Tienes miedo de dejarlo con un familiar o en un “hotel para perros? No pasa nada.

En la actualidad, el sector de los alojamientos turísticos se ha ido adaptando a las necesidades y demandas de sus clientes y es posible encontrar establecimientos turísticos que permiten la entrada de animales.

Son los denominados alojamientos turísticos Pet Friendly.

El gusto por viajar con una mascota se ha convertido ya en una necesidad para la mayoría de los dueños de un animal.

Por ello, muchos establecimientos han abierto sus puertas a nuestros amigos peludos con el fin de facilitar las reservas y crear una comunidad de clientes que tengan el gusto en común de los animales.

Sin embargo, antes de viajar o irse de vacaciones con una mascota, como por ejemplo puede ser un perro, es conveniente seguir una serie de consejos y recomendaciones para que todo el periodo vacacional sea un éxito, al tiempo que evitamos el surgimiento de cualquier problema en el establecimiento hotelero en el que nos alojemos.

Escoge el destino adecuado

Lo primero en lo que tendremos que fijarnos a lo hora de viajar con un animal es el de escoger un destino turístico y un establecimiento que se adecúe a las necesidades de nuestra mascota.

Por ejemplo, puede ser mejor para nuestra mascota escoger un alojamiento rural, un apartamento turístico o una vivienda unifamiliar, ya que le permitirá tener más libertad y limitará las posibles molestias que podría generar en el resto de clientes de un hotel.

Una vez elegido el destino y el alojamiento adecuado, hay que empezar a preparar a nuestro animal para el viaje.

Así, antes de salir de vacaciones, hay que visitar con un par de semanas de antelación al veterinario con el objetivo de hacerle un “chequeo” y confirmar que nuestro perro, por ejemplo, se encuentra en buen estado de forma y de salud.

Asimismo, tenemos que confirmar que nuestro perro no tiene garrapatas. Hay que asegurarse de ello, ya que puede ser un riesgo para la salud de las personas y para los de otros animales.

De ahí la necesidad de acudir al veterinario y de revisar a nuestro animal con varios días de antelación: tendremos el tiempo suficiente de tratarlo con una solución para garrapatas de perros.

Los perros pueden coger garrapatas de diferentes formas, por lo que hay que prestar especial cuidado a la hora de pasear y evitar, en la medida de lo posible, que se introduzca en matorrales o arbustos, ya que suelen ser los lugares donde los perros pillan garrapatas.

Así que hay que fijarse siempre en las garrapatas y con más atención antes de viajar: las garrapatas pueden transmitir enfermedades graves como la enfermedad de Lyme, la fiebre por picadura de garrapata (Ehrlichiosis) o la Piroplasmosis.

Qué va a comer tu mascota

Una vez revisado el estado de salud de nuestro animal y escogido el destino y el hotel tendremos que planificar lo que va a comer nuestro animal.

No es un tema que haya que dejarlo para el último momento.

En el caso de que, por ejemplo, el veterinario nos haya dicho que el animal tiene un problema intestinal hay que comprar la comida adecuada y cerciorarse de que en nuestro destino vamos a encontrar todo lo necesario para poder alimentarle con seguridad.

Asimismo, cuando viajamos con un animal, es recomendable llevar un botiquín con algún material por si tenemos que atender a nuestra mascota.

Este botiquín debería contener, al menos, pinzas, tijeras, termómetro, gasas y material desinfectante.

La precaución es fundamental a la hora de pasar las vacaciones con nuestras mascotas.

Además, hay que viajar con un seguro de viaje que cubra también a tu perro.

Parece raro que en nuestro país haya un seguro de estas características, pero sí que existe.

Así que no lo dudes y pregunta a tu compañía de seguros si disponen de esta póliza para añadirla en tu contrato.

Podrás ahorrarte muchos malentendidos en el futuro.

Por último, tienes que viajar con toda la documentación de tu perro para que el animal pueda ser identificado en cualquier momento.

Y, no olvides, algunos imprescindibles como son el arnés, el collar, la correa o una bolsa para recoger las deposiciones del animal.

Con todo lo relatado más arriba vas a poder viajar con seguridad con tu perro y disfrutar de esas vacaciones que siempre has deseado. Junto con tu mascota, como no podía ser de otro modo.

Leave a Reply