Sabores de México

Pan y Circo, Espectáculo Gastronómico Con Aprendizaje

Pan y circo espectáculo gastronómico con aprendizaje

Para que los mexicanos disfruten de una buena comida no es necesario que se marchen a lugares demasiados exóticos o a las afueras de la República. En ocasiones lo mejor se encuentra más cerca de lo que pensamos, pero a veces al ser humano le gusta complicarse la vida. Cierto que para encontrar los mejores sabores del país muchos serían capaces de poner en riesgo hasta su existencia, pero a ellos hay que decirles que pueden quedarse en Ciudad de México a saborear cocina de alto nivel. Cocina internacional, y encima con espectáculos asegurados a lo largo de la semana, es lo que promete Pan y Circo. Un restaurante singular.

Lo es primero por su localización. Y es que este recinto se encuentra en el barrio de Condesa, uno de los más chic y con ambiente europeo de la metrópoli, y más concretamente en la zona de la Colonia Roma. Un asentamiento que se afianzó a principios del siglo XX como el lugar de residencia de las clases altas de la ciudad, de ahí que se pudieran ver mansiones y edificios de gente adinerada. Separada en Roma Norte y Sur le debe el nombre al pueblo de La Romita y tiene al Pan y Circo como una de sus paradas obligadas para reponer fuerzas.

Es así porque cuenta con una oferta que no solo va a lo gastronómico, sino que también salta al ocio y la aventura. Por eso es que cuenta con tres pisos y por los tres merece la pena pasar. Aunque es en el de abajo en el que tenemos el restaurante. Si los romanos organizaban grandes banquetes seguidos de un poco de ocio, hacia esta vertiente se orienta el establecimiento. Eso sí, siempre con una elegancia de la que la cultura romana no siempre ha podido presumir. Y es que sus platos son calidad, unida a abundancia y aromas diferentes a los habituales.

Deliciosa Gastronomía en Ciudad de México

Sus papas con salsa de queso son un entrante destacado que no hay que perderse, junto a unas alcachofas con jamón serrano muy destacadas. También está la opción de una crema de betabel o un risotto con setas para los arroceros. Aunque lo que verdaderamente destaca en su carta son los platos típicos de la tierra y con productos del mar muy bien preparados. Un buen ejemplo es el pulpo a la brasa con salsa de cacahuate o el roast beef a la pimienta. Todo siempre bien aliñado y acompañado por algo de verdura o algún puré, como el de papas.

Otra buena opción son sus pizzas, para las que el cliente encuentra múltiples opciones y todas deliciosas. Y si además te gusta el ambiente y la decoración puedes hacerte con algún artículo para tu casa, ya que los tienen a la venta. Como decimos un sitio diferente y que sirve para que los usuarios sean los auténticos protagonistas, también por el foro que hay en la segunda planta y donde se ofrecen presentaciones de músicos de jazz, degustaciones de té o proyecciones de películas. Y sobre todo es donde se organizan intercambios entre gente que habla tanto inglés como español.

¿Esto significa que en este mesón vas a recibir clases de inglés? No exactamente. Se trata de una especie de foro en la que comunicarte abiertamente con la gente que acude, sobre todo jóvenes estudiantes. Muchos de ellos buscan nuevas fórmulas para aprender inglés al margen de las clases obligatorias y en este lugar encuentran la práctica cara a cara que necesitan para seguir avanzando. Así complementan un aprendizaje que realizan mediante cursos en línea en muchos casos, a través de plataformas educativas en red. De esa manera se potencia el inglés en el municipio, dos miércoles al mes a partir de las siete de la tarde.

Cursos de Concientización Invidentes

Ya en la tercera planta hay un hermoso lugar para reposar la comida y para que los que se conocieron en las charlas puedan seguir conversando un rato más. Es una enorme terraza que incluye un bar con bebidas y cócteles especiales esperando. Sus variedades de carajillos son de las que ayudan a volver otro día para seguir tomando otro trago, aunque los gin-tonic son la especialidad de la casa. Mezclados y preparados en el momento, conforman un final muy especial a la tarde en Pan y Circo.

Un bar muy frecuentado al encontrarse en una zona muy concurrida. La Universidad Latina está a tan solo unos metros, mientras que en las calles siguientes está la Plaza Luis Cabrera y al otro lado el Hospital Álvaro Obregón. Restaurantes y tiendas lo rodean, así que multitud de clientes potenciales se mueven día a día alrededor del local. Trato cercano y acorde con su horario nocturno, que es cuando realmente luce todo el esplendor de este bar restaurante.

Sin duda, un sitio recomendado para aprender un poco de idioma anglosajón y comer y beber a gusto del consumidor. Y todo ello en pleno centro.

Leave a Reply