Oración de Nuestra Señora del Refugio

Oración de Nuestra Señora del Refugio

Oración de Nuestra Señora del Refugio

¡Oh María, Virgen Purísima y Refugio de pecadores! Vengo lleno de confianza a implorar tu maternal amparo y protección.

¿Podrás olvidarte del encargo que tu divino Hijo te hizo de interceder por todos los pecadores?

¡Ah! Bien sé que no, y por eso estoy seguro de que no me desampararás.

¿Qué puede temer el hijo que sabe tener una madre poderosa y amantísima?

Pues bien: yo te tengo por Madre a ti, que eres la Emperatriz del cielo y la Madre de mi Señor y Rey.

Aunque sea Pecador sé que he de obtener de ti piedad y misericordia siempre que contrito y arrepentido, acuda a ti en demanda de ellas.

Así, pues, vengo a ti rogándote me alcances el perdón, que no me desampares ni en la vida ni en la muerte, para que contigo sea eternamente feliz.

Amén.

(Rezaras cuatro Salves).

Foto tomada en la Parroquia de Nuestra Señora del Refugio, Puebla.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *