Basílica de Ocotlán Tlaxcala

Basílica de Ocotlán Tlaxcala

A sólo un kilómetros de la ciudad de Tlaxcala se localiza este monumental conjunto arquitectónico que tuvo su origen en 1541, año de la aparición de la Virgen María al indígena Juan Diego Bernardino. La fachada y las torres de la basílica construidas entre 1760 y 1790 son de las más delicadas que se pueden apreciar y armonizan con el ladrillo y la argamasa.

El conjunto se complementa con dos edificaciones: la Capilla de Guadalupe, que hoy se utiliza como baptisterio y en la que se pueden apreciar cuatro vitrales alemanes y al extremo opuesto el portal de peregrinos. También conserva pinturas que narran la historia de la aparición de la Virgen de Ocotlán y en el coro destaca un órgano del siglo XVIII. El retablo mayor es barroco y lo adornan conchas, cadenas de flores, guirnaldas de granadas, festones y cestos con arreglos vegetales que enmarcan esculturas y tallas estofadas y policromadas, que en conjunto representan una página bíblica.

Como es de suponer, destaca la imagen de la Virgen de Ocotlán que está tallada en madera de ocote de una sola pieza policromada y estofada.

En la parte posterior del altar principal se encuentra el Camerín, recinto octagonal donde se viste la Virgen para las actividades importantes y cuya construcción tomó alrededor de 25 años a partir de 1715. Destacan sus ocho columnas salomónicas, entre las que se encuentran pinturas del artista Juan de Villalobos del siglo XVIII que narran la vida de la Virgen María. Otros elementos importantes del Camerín son la mesa de madera de ahuehuete que se ubica al centro, así como los muebles ricamente tallados de la sacristía y las pinturas de la antesacristía.

Sin lugar a dudas, Ocotlán es uno de los mayores centros religiosos de México, y ha sido muy visitada por millones de peregrinos desde el siglo XVI. Su fiesta se celebra el primer y tercer lunes de mayo, cuando la imagen de la Virgen es sacada en procesión por la capital tlaxcalteca.

Tlaxcala Turismo Con… sentido.

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *