Zona Arqueológica La Venta Tabasco

Zona Arqueológica La Venta Tabasco

La Venta

¿Cómo llegar?

El sitio se encuentra ubicado en el noroeste del estado de Tabasco a 121 Km. de la ciudad de Villahermosa. Para acceder a el se toma la carretera federal # 180.

Orígenes

La Venta es una zona arqueológica que albergó el centro cívico-religioso de mayor importancia de la cultura olmeca, una de las más antiguas de Mesoamérica, que hace 3000 años se asentó en la planicie costera del Golfo de México.

Esta cultura se distingue por un estilo en el que se representan individuos con rasgos de jaguar, con ojos incisos y ligeramente oblicuos, cabezas deformadas y rapadas, bocas entreabiertas, como de niño, con las comisuras hacia abajo.

Descripción

La cultura olmeca parece haberse originado en el área fronteriza de Chiapas y Guatemala, pero es en La Venta donde alcanzó su máximo desarrollo, lo cual se hace evidente en la magnificencia de su escultura.

El asentamiento tuvo su origen durante el periodo preclásico, año 1000 a. C. y declinó hacia el año 400 a. C.; al parecer, sustituyó a San Lorenzo como centro de importancia en la región.

Los habitantes de La Venta seguramente estuvieron regidos por un grupo estrechamente relacionado con el culto al jaguar. Estos gobernantes controlaban la producción de alimentos y artefactos, además de distribuir los recursos alimenticios entre los grupos desligados de la producción; estos últimos se dedicaban a actividades artesanales y a la construcción del centro cívico religioso, así como a la elaboración de esculturas que estaban estrechamente ligadas a la concepción arquitectónica.

Hacia el año 1000 A. C. existían en la región una red de ríos y lagunas más compleja que la actual. Esto propició la abundancia de recursos de flora y fauna que debieron ser aprovechados por los habitantes de la zona. La mencionada red, conformaba un sistema de comunicación que facilitaba el intercambio de materias primas y artículos que ya eran elaborados al interior del área olmeca.

2 Comentarios
  1. mayo 23, 2012
    • febrero 24, 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *