Zona Arqueológica Comalcalco Tabasco

Zona Arqueológica Comalcalco Tabasco

Aunque no es la única ciudad maya construida con ladrillos de barro cocido, Comalcalco es la única población maya con estos materiales que ha sido restaurada y es accesible para el público. A falta de piedra, los pobladores de la época prehispánica usaron la tierra como material de construcción para los basamentos piramidales, y la madera y las hojas de palma en la construcción de paredes y techumbres desde el inicio de la ocupación humana, hacia 800 años a.C. y hasta el siglo VII d.C. A partir de entonces, los mayas de Comalcalco iniciaron la construcción con ladrillos de barro cocido unidos con argamasa de cal y arena. La cal fue elaborada a partir de la cocción de grandes cantidades de conchas de ostión, provenientes de la Laguna de Mecoacán y otros lugares cercanos. Solo entonces, fue posible construir los templos con bóvedas y cresterías que caracterizan la arquitectura maya.

COMO LLEGAR

El camino más corto lo constituye la autopista Reforma-Dos Bocas, a la que se puede ingresar desde Villahermosa, recorriendo 15 kilómetros de la carretera Villahermosa-Cárdenas donde se localiza un paso de desnivel y la desviación a la derecha lo conduce primero a la ciudad de Cunduacán y más adelante a la ciudad de Comalcalco. En el kilómetro 36+300 la autopista se interrumpe con un nuevo paso de desnivel y frente a éste se encuentra la carretera de acceso a la zona arqueológica.

Desde la ciudad de Villahermosa, también se puede llegar a la zona arqueológica de Comalcalco por la carretera 180 hasta la ciudad de Cárdenas, de allí, seguir por la carretera 187 hacia el norte, hasta la ciudad de Comalcalco y continuar por espacio de 2 kilómetros, donde se localiza una desviación a la derecha que es el acceso a la zona arqueológica.

También puede llegarse a través de la carretera estatal que va de Villahermosa a Nacajuca, Jalpa de Méndez y Comalcalco que tiene una distancia de 60 kilómetros hasta la zona arqueológica.

ORIGENES

Comalcalco se desarrolló a partir del año 800 a.C. hasta el siglo XII de nuestra era. Como muchas otras, parte de su historia fue contemporánea de las antiguas ciudades de Palenque y Yaxchilán, entre otras. Su nombre actual proviene de la lengua náhuatl y significa “En la casa de comales” ó “En la casa de ladrillos”, pues la palabra comal se utilizó en este caso para referirse a los ladrillos. Sin embargo, su nombre original, según fue inscrito en los textos jeroglíficos localizados en el lugar, parece haber sido Hoi Chan, con el significado de Cielo Anudado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *