Cráter de Chicxulub

Cráter de Chicxulub

En mi viaje por el sureste mexicano tuve la oportunidad de visitar uno de los sitios más emblemáticos del mundo, un pequeño pueblo llamado Chicxulub, en donde diversas teorías apuntan que es donde cayó el meteorito que causo la extinción de los dinosaurios.

El Cráter de Chicxulub es un cráter de impacto, localizado al norte de la Península de Yucatán, cuyo centro se localiza aproximadamente en el poblado de Chicxulub en Yucatán, México. Las investigaciones señalan que la estructura de impacto data del Cretáceo tardío, hace aproximadamente 65 millones de años. El tamaño del asteroide se estima que era de unos 10 km de diámetro, posiblemente una fracción de otro mayor denominado Baptistina, que al impactar creó un cráter de 180 km de diámetro, liberando un estimado de 4.3×10²³ julios de energía (equivalente a 191 793 gigatones de TNT) al momento del impacto. En contraste, la bomba nuclear más grande hecha por el hombre, la Tsar Bomba o bomba del emperador, que solo es un 0.20% de un gigaton.

El impacto provocó un gigantesco maremoto o tsunami en todas direcciones, que golpeó en especial la isla de Cuba fuertemente, y en tierra, la emisión de polvo y partículas, causó cambios ambientales quedando, la superficie terrestre, totalmente cubierta por una nube de polvo. Esta secuencia coincide con la teoría postulada por el físico estadounidense Luis Walter Álvarez y su hijo Walter Álvarez, geólogo, para la extinción de los dinosaurios, pudo haber sido causada por el impacto de un asteroide de semejantes dimensiones. Actualmente esta teoría está ampliamente aceptada por la comunidad científica.

La principal evidencia es una delgada y dispersa capa de iridio en este límite geológico alrededor del mundo. El iridio es un metal raro en la Tierra, pero abundante en los meteoritos y asteroides. Se piensa que este impacto es parcial o completamente responsable de la extinción entre los periodos Cretácico y Terciario.

Chicxulub está muy cerca de Puerto Progreso, el lugar no es muy bonito pero si muy emblemático.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *